OXNARD, Calif. — Dak Prescott desconoce cuánto tiempo jugará este sábado en el que será su debut en pretemporada, pero de algo así está seguro: está ansioso por volver al campo.

“Los entrenadores son los que deciden cuánto jugaré, pero estoy muy emocionado“, dijo el quarterback de los Dallas Cowboys. “Quería jugar la semana pasada, obviamente. No se pudo. Sólo ver a los muchachos en el campo me enciende aún más.

“Estoy listo. Ya ansío estar en el campo otra vez con todos mis compañeros“, agregó el pasador tras la práctica del martes.

Prescott aseguró que la presión ya no existe y que la única diferencia con el campamento de entrenamiento del año pasado en su primer año en la NFL es que ahora tiene más repeticiones, como todos los titulares.