El segundo gol de los colombianos fue para poner en un cuadrito: gran jugada colectiva, taco de Moreno en el área y definición de Borja. Ojo, el primero tampoco se quedó atrás. El Verde consiguió un triunfazo en el Morumbí y quedó ahí nomás de la final de la Copa.

A esta altura no quedan dudas del enorme potencial de Atlético Nacional. El equipo colombiano es el que mejor fútbol ha desplegado a lo largo de la presente Copa Libertadores, volviendo a hacer gala de toda su calidad en la noche del miércoles: venció 2-0 al San Pablo en el mismísmo Morumbí, por la ida de la semifinal, y quedó a un pasito de la definición copera (¿será con Boca?). El Verde convirtió dos auténticos golazos, pero el que se llevó todos los flashes fue el segundo: fueron en total 18 toques hasta que la pelota llegó a los pies de Marlos Moreno, quien metió un taco espectacular en el área para habilitar a Miguel Angel Borja, que de un zurdazo venció la resistencia del arquero Denis. El primero también había sido un muy lindo gol, con una jugada colectiva que, tras habilitación de Macnelly Torres, también había definido Borja. Ambos fueron anotados en los últimos diez minutos del encuentro, con un San Pablo que dejó demasiados espacios por la expulsión de Maicon.

La revancha en Medellín, Colombia, se jugará el próximo miércoles desde las 21.45 (hora argentina). El San Pablo del Patón Bauza deberá ganar por goleada o por diferencia de dos goles (cualquier resultado menos el 2-0) para pasar a la final. El 2-0 para los brasileños forazaría la definición a los penales.